¡Lo más vendido!

Cuando regar los lithops

Cuando regar nuestros lithops es el tema que más controversia he llegado a ver por internet por muchos aficionados y aún no he llegado a entender porque hay tanto radicalismo en algunos foros sobre cuantos días deben pasar entre los riegos. Curiosamente en ningunas de estas “disputas” he visto a nadie hablar sobre el tipo de agua que utiliza y es algo que considero tanto, o más importante que la frecuencia de riego.

Como indico en el post sobre sustratos, hay muchos factores que puede provocar que nuestras plantas necesiten ser regados con mayor o menor frecuencia (la latitud donde vivamos, las horas de luz, la humedad ambiental, el viento, el sustrato… y un largo etcétera, que sería incapaz decirle a alguien con tanta rotundidad que ha de regar cada 15 días porque se “debe” hacer así).

Sin ir más lejos, la mayoría de mis plantas, durante la primavera y otoño, son mayormente regadas por las lluvias (evitando siempre fuertes tormentas que puedan llegar a dañarlas) y soy incapaz de saber cuántos riegos he hecho al año. Por supuesto utilizo un sustrato muy drenante que no permite el encharcamiento de las macetas.

Para ser honesto, he de reconocer que también tengo en los invernaderos plantas de 4 y 5 años cultivadas en fibra de coco, turba…. los cuales sus riegos son controlados por la falta de drenaje del sustrato (pero tampoco sabría decir cuántas veces las riego al año).

En ocasiones se debe utilizar más la lógica que cualquier pauta que podamos encontrar por internet. Si por ejemplo la temperatura es más alta de lo normal para esas fechas, es obvio que se debe aumentar la frecuencia de riego y si por el contrario las temperaturas son más bajas de lo normal, las disminuiremos.

Un indicativo que delata que nuestros lithops necesitan agua es cuando se vean “arrugas” en la planta, pero ojo, esto no siempre indicativo de falta de agua, en ocasiones pueden estar producidas por el calor y cuando bajan las temperaturas “desaparecen” sin necesidad de haber regado.

Aunque hay gente que hace parones de riego durante el mes de agosto por las altas (y sobretodo continuas) temperaturas, en mi caso, realizo pulverizaciones ocasionales a última hora de la tarde, porque durante varias semanas al año superamos los 25 grados durante las noches y he notado que le va bien a las plantas. Esto no significa que le vaya bien a todo el mundo, simplemente es un apunte personal dada la climatología específica de donde vivo.

 

Cuando hay que dejar de regar los lithops? (parones invernales)

Al igual que antes, no hay una fecha exacta que nos diga cuando debemos dejar de regar nuestros lithops. Personalmente suelo parar los riegos poco después que las flores hayan secado totalmente (según la especie, suelo comenzar en noviembre), pero esto depende de varios factores. Por ejemplo, pararemos antes los riegos de los lithops pseudotruncatella que los optica rubra ya que pueden florecer con una diferencia de 3 hasta 6 meses entre ellas. Por lo que, como se indica anteriormente, observando las plantas y sobretodo la experiencia, nos dirá cuando debemos de dejar de regar.

Una vez llegada la primavera, comenzaremos de nuevo los riegos, pero como se indica en el párrafo anterior, es imposible dar una fecha de cuando se debe comenzar, ya sea por la especie en concreto, las temperaturas anormales para esas fechas o que no hayan finalizado completamente la “muda”. Lo que se suele indicarnos que ya podemos comenzar a regarlos de nuevo, es cuando sus hojas viejas ya se han secado casi en su totalidad. Aunque si vemos que no acabaran de secarse totalmente, podernos dejarlas sin regar durante unos días para evitar la pudrición de la planta (o también podría producir una doble muda, es decir haría dos mudas seguidas).

Que agua utilizar para regar?

No me he olvidado del agua que se suele utilizar para regar, por eso tranquilos. Como he indicado al principio, parece no importarle a mucha gente el tipo de agua que necesitan nuestras plantas (aunque ni mucho menos quiero generalizar) y es fundamental para una buena salud de los lithops.

Salvo en algunas ciudades como Madrid donde el agua del grifo es espectacular para regar (según amig@s que cultivan bonsáis). El resto de aguas, sean “duras o blandas” contienen muchísimo cloro, cal y magnesio que en absoluto es recomendable para el riego, ya no porque las plantas queden manchadas de blancas por la cal (como se ven en plantas de algunos viveros), si no porque esa cal también se acumulará en las raíces, pudiendo matarlas lentamente.

Esto no significa que se deba regar con agua “Evian” ni comprar un caro sistema de osmosis si no se utiliza también para el uso doméstico. Pero hay varios sistemas para poder darle agua de “calidad” a las plantas si necesidad de gastar dinero.

Recoger agua de lluvia en un pequeño depósito, a ser posible oscuro y con tapa (para que no entre la luz, impurezas y más importante aún, la proliferación de mosquitos y/o algas).

Dejar reposar el agua también ayuda a que la cal se evapore en poco tiempo, pero el cloro seguirá allí. Si no se dispone de gran cantidad de plantas, y dado que los lithops no se riegan con asiduidad, se puede ir a un manantial cercano y recoger agua suficiente para un par de riegos (manteniendo las garrafas en un lugar oscuro para evitar la proliferación de algas).

 

En este post he intentado apuntar todas las variables entre el sustrato, riegos y climatología para que cada aficionado lo amolde a su ciudad/país. Nadie, y menos yo tenemos la verdad absoluta, la experiencia y aprender de los errores serán los mejores aliados en el cultivo de lithops o cualquier otra planta.